Blog especializado en iluminación y lámparas. Ideas para tu hogar.

Consejos para colocar un aplique

Un aplique es un aparato de luz que se cuelga de la pared o del techo. Su utilidad es decorativa a la vez que proporciona iluminación en la habitación. Su principal ventaja respecto a otras formas de iluminación es que, al ir pegadas al muro, ocupan poco espacio y no estorban en posibles zonas de paso. Pueden colocarse en cualquier habitación de la casa pero son especialmente útiles en pasillos, recibidores y zonas de paso a causa de su pequeño tamaño.

Existen de muchos tipos de apliques y plafones, con todo tipo de diseños y que aportan diferente tipo de luz según se desee, por lo que se puede elegir el que más se acomode a nuestras necesidades.

La mayoría de los apliques son muy fáciles de instalar, aunque inicialmente puede parecer una tarea complicada. Hoy, queremos compartir con vosotros unos sencillos consejos para mejorar la iluminación de la casa. 

Herramientas que necesitarás para colocar un aplique

  • Un lápiz
  • Cinta de carrocero
  • Un taladro
  • Un destornillador
  • Tornillos y tacos para el aplique
  • Una caja de derivación

Pasos a seguir: 

  1. Corta la corriente eléctrica. Es uno de los primeros pasos, por cuestiones de seguridad, que debemos llevar a cabo siempre que vayamos a trabajar con electricidad. Deberemos cortar la electricidad de la habitación en la que vayamos a trabajar.
  2. Observa y marca. Revisa el lugar en el que quieres colocar el aplique y marca los agujeros que tienes que realizar con un lápiz o un rotulador. Coloca el aplique sobre la pared y marca los puntos donde deben ir los tornillos de fijación. Si estamos trabajando en la pared del baño o de la cocina, podemos poner cinta de carrocero para marcar y que la broca no resbale cuando hagamos los agujeros.
  3. Haz los agujeros con el taladro y mete los tacos. Fíjate bien y antes de agujerear, revisa las marcas que habías hecho para los agujeros. Elije los tacos adecuados según el peso del aplique y de la base. Recuerda que deben ir paralelas para que el aplique quede recto.
  4. ¡Truco para no ensuciar! Si no quieres ensuciar toda la habitación, coloca un sobre o una bolsita de plástico justo de la zona que vas a trabajar, de esa forma evitaremos que se manche todo con el polvo de la pared. Antes de taladrar, y para evitar que se manche todo, pegamos un sobre a la pared para recoger el polvo. Luego, hacemos los agujeros con el taladro y metemos los tacos. haz los agujeros correspondientes y coloca los tacos.
  5. Conecta los cables. En el siguiente paso, deberemos hacer las conexiones de los cables que salen de la pared en la regleta. Debes empalmarlos a la caja siguiendo las indicaciones de las instrucciones del aplique.
  6. Fija el aplique y atorníllalo a la pared. Una vez colocados los cables y habiendo revisado que los agujeros realizados están nivelados, coloca con la ayuda de un destornillador el aplique.
  7. Coloca la bombilla. Lee con atención las instrucciones de tu aplique para saber qué bombilla es más adecuada y cuál se recomienda según el tipo de habitación en la que lo estás colocando. No utilizaces una bombilla de potencia superior a la que se indique en las instrucciones.
  8. ¡A disfrutar! Da la luz y comprueba que funciona correctamente.

Carlos-SR

100% Marketing digital + Lighting + E-commerce. #ilovelamparas Carlos-SR

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInGoogle Plus

Recomendado

Deja tu comentario


8 × ocho =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies